TIERRA INTERACTIVA
¿Usted confía en la "imparcialidad" de los vocales del Tribunal Electoral de Bolivia?
8.5%
86.1%
5.4%
Total votos: 446
Martes, Febrero 26, 2019
Política

Gobierno de Evo Morales sigue asignando a La Paz presupuesto per cápita más bajo de Bolivia

TIERRA NOTICIAS. El Gobierno Autónomo Departamental de La Paz, cuenta con un presupuesto per cápita de Bs. 601 y Tarija tiene a la Gobernación con mayor presupuesto per cápita de Bolivia en la gestión 2019, con un monto de Bs. 3.401.- por habitante, según el Presupuesto General del Estado 2019.

En el mes de diciembre del pasado año fue aprobada la Ley del Presupuesto General del Estado (PGE) para la gestión 2019, que asigna un importe total agregado de 286.277.622.492 bolivianos y un consolidado de 214.724.291.393 bolivianos.

Francisco Eduardo Agramont Botello Secretario Departamental de Planificación del Desarrollo de la Gobernación de La Paz informó que del Presupuesto General del Estado se asigna a las nueve gobernaciones de Bolivia un total de Bs. 11.033.284.255. Ese total se distribuye de la siguiente manera ( Ver cuadro debajo el artículo: Elaborado por la Secretaria Departamental de Planificación del Desarrollo del GADLP- Fuente Sigep)

presupuesto general de estado cuadro

Según el cuadro, Tarija tiene a la Gobernación con mayor presupuesto per cápita de Bolivia en la gestión 2019, con un monto de Bs. 3.401.- por habitante. En el extremo inferior se encuentra la Gobernación de La Paz con un presupuesto de apenas Bs. 601.- por habitante

En el caso de Tarija el presupuesto per cápita crece aún más porque Tarija es la única región de Bolivia que cuenta con doble presupuesto: como Gobierno Departamental y como Gobierno Regional (Gran Chaco). Este último con un presupuesto adicional Bs. 793.975.582.

Después de Tarija los más beneficiados en términos per cápita son Pando (Bs. 3.115.-), le sigue Chuquisaca (Bs. 1.162.-), Potosí (Bs. 1619.-), Beni (Bs. 1.536.-), Oruro (Bs. 1.135.-), Santa Cruz Cochabamba (Bs. 841.-), y como ya se señaló, en el último lugar se encuentra la Gobernación de La Paz con el presupuesto perca pita más reducido de entre todos los Departamentos de Bolivia.

Las desigualdades sin embargo, no solo se dan entre gobernaciones sino también con el Nivel Central del Estado. Una sola unidad del Gobierno Central, como es la Unidad de Proyectos Especiales UPRE por ejemplo, tiene un presupuesto significativamente mayor que la Gobernación de La Paz.

La UPRE tiene para la gestión 2019 un presupuesto de Bs. 2130 millones que no sólo es cuantitativamente mayor que los Bs. 1.635 millones de la Gobernación de La Paz, sino también cualitativamente diferente, porque los recursos dela UPRE son exclusivamente para proyectos de inversión a diferencia del presupuesto de la Gobernación que tiene que destinar buena parte de su presupuesto para gastos de funcionamiento de servicios.

Para ilustrar sobre la magnitud que tiene los gastos de funcionamiento de servicios para el presupuesto de la Gobernación de La Paz, se puede informar que en la gestión de 2018, por concepto de Servicios Personales, se gastó Bs. 749.277.852 en el Servicio Departamental de salud (SEDES) Bs. 23.570.512 en los Hospitales y Bs. 20.973.832 en el Servicio Departamental de Gestión Social (SEDEGES).

Desde la perspectiva del Prepuesto de Inversión Pública entonces, el presupuesto de la UPRE representa como siete veces el presupuesto de inversión del Gobierno Departamental que tiene un promedio anual para proyectos de alrededor de 300 millones de Bolivianos.

No hay que olvidar que, a diferencia de la UPRE, los Gobiernos Departamentales tienen que atender las 36 competencias exclusivas asignadas por el Constitución Política del Estado (construcción de puentes y caminos, riego, electricidad, producción agropecuaria, industrial, medio ambiente, desastres, salud, educación técnica, , seguridad ciudadana, etc., Etc.) y otras nuevas asignadas por el Nivel Central del Estado.

Está claro entonces que, en la distribución del presupuesto del TGE no solo hay una inequidad horizontal sino también vertical, pero sobre todo hay una situación de injusticia con el Departamento de La Paz porque es el que menos recursos recibe, siendo uno de los departamentos que más contribuye al TGE con la recaudación de impuestos nacionales. Se esperaba – a partir del pacto Fiscal- revertir toda esta situación de injusticia con La Paz, sin embargo, a estas alturas del tiempo, el Pacto Fiscal ya puede considerarse un proyecto abortado por el Nivel central de Estado.

La Gobernación de La Paz ya hizo conocer su protesta y propuesta para cambiar esta situación. Las próximas elecciones nacionales es la oportunidad para que la ciudadanía paceña se haga escuchar y contribuya al cambio de esta situación de inequidad e injusticia que soporta el Departamento de La Paz en los últimos años.

Fuente de esta noticia: gobernacionlapaz.gob.bo