Viernes, Mayo 07 del 2021
OPININ EN TIERRA PLUS

Sputnik V: ¿por qué postergan la segunda dosis?

Por: Carlos Bohrt I.

El Ministerio de Salud y Deportes ha comunicado a los SEDES del país que la segunda dosis de la vacuna Sputnik V no se aplicará 21 días después de la primera inoculación, sino al cabo de 90 días. Los fundamentos de la decisión se encuentran en una escueta publicación de la Unidad de Comunicación del Ministerio, de cuyo texto extraemos los siguientes párrafos:

 

“El ministro de Salud y Deportes, Jeyson Auza,  informó hoy que según estudios científicos y de las empresas farmacéuticas fabricantes de las vacunas Sputnik V y AstraZeneca el intervalo entre la primera y segunda dosis debe ser de 90 días, aspecto que, dijo, generará mayores anticuerpos en la persona que sea inmunizada”. Líneas más adelante añade:

“El Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología […] del Ministerio de Salud de la Federación de Rusia, emitió en pasadas semanas un comunicado en el que en su parte central señala: ‘Se confirma que el uso de las vacunas en la plataforma de adenovirus, así como los resultados recopilados durante las campañas de vacunación masiva Sputnik V en Rusia, Argentina y otros países, demuestran la posibilidad de aumentar el intervalo de vacunación entre la administración del Componente 1 y el Componente 2 de un mínimo de 21 días a 90 días’”. Y termina afirmando lo que sigue:

“Esta no es una determinación del  Ministerio de Salud y Deportes es el resultado de los estudios de laboratorios que fabrican las vacunas”. Vea el comunicado aquí.

 

Ahora bien, en la página web del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, se encuentran declaraciones sobre el tema de Alexander Gintsburg, Director del prestigioso Centro en idioma inglés que, con traducción libre, dicen lo siguiente:

 

“Respecto a la vacuna Sputnik V, diseñada por nuestro Centro de Investigación Gamaleya, creemos que es posible aumentar el intervalo entre la primera y segunda dosis de la vacuna de los 21 días inicialmente aprobados hasta tres meses. La ampliación del plazo no afectará la inmunidad inducida por la vacuna y, en algunos casos, podría mejorar y prolongar los efectos.

“Esta conclusión se basa en nuestra experiencia aplicando vacunas que utilizan una plataforma de adenovirus idéntica y, más importante, en campañas de vacunación exitosas realizadas en Rusia y varios otros países. Como desarrolladores de la vacuna, respaldamos decisiones previas e independientes adoptadas por las entidades reguladoras de la salud, como la ANMAT en la Argentina, de ampliar el intervalo entre ambas dosis.

“Creemos también que, atendiendo a la gran demanda de vacunas en el mundo, esta decisión podría acelerar las inmunizaciones. Creemos que corresponde a cada entidad nacional reguladora de la salud mantener los 21 días de intervalo entre las dos dosis o ampliarlo hasta tres meses”.Vea el documento aquí

 

La comparación de ambos textos pone en evidencia que el Ministerio de Salud y Deportes de Bolivia deforma el comunicado del Centro “Gamaleya” haciéndole decir que el plazo debe ser de 90 días, porque de esa manera las personas vacunadas generarían más anticuerpos, cuando en realidad el Laboratorio ruso indica que ese plazo podría ampliarse hasta tres meses, es decir que podría ser de 30, 40, 55, u otro lapso hasta un máximo de 90 días, y que sólo en algunos casos la vacuna podría mejorar y ampliar sus efectos. Los productores de la vacuna no afirman haber comprobado la conveniencia de ampliar el plazo por los efectos positivos.

 

Y el Ministro de Salud y Deportes definitivamente falseó la verdad cuando afirmó que la decisión de postergar el plazo para la segunda dosis no fue de su Despacho sino que responde a los resultados de los estudios de los laboratorios que fabrican las vacunas. La declaración del líder del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya claramente deja la decisión en manos de
la entidad reguladora de la salud en cada país, en nuestro caso el Ministerio de Salud y Deportes. Fue el Ministro Jeyson Auza quien tomó la decisión y debe asumir la responsabilidad de ella, cualquiera sea la consecuencia.

 

La pregunta es inmediata: ¿qué busca ocultar el Ministro de Salud o por qué falsea la verdad? Veamos.

 

La Sputnik V es la única vacuna que utiliza dos vectores para la inmunización: el adenovirus conocido como Ad26, inoculado en la primera dosis, y el vector Ad5 inyectado en la segunda dosis. Por tanto, el contenido de la inmunización de refuerzo es diferente al de la primera dosis, o dicho de otro modo, si se busca vacunar a un millón de personas deben adquirirse un millón de inyectables con el primer
vector y otro millón con la segunda dosis. En el caso de las otras vacunas, que utilizan sólo un vector, tendría que adquirirse dos millones de unidades de la misma vacuna. Ver aquí.

Conocido esto, pongamos en tapete la disponibilidad estatal de la Sputnik V: el Ministerio de Salud publicitó la recepción de 225.000 dosis de la vacuna entre el 14 y 20 de abril, pero nunca explicó si se trataba del arribo de 112.500 unidades con el primer vector (Ad26) y 112.500 inyectables con el vector Ad5, o, de manera diferente, lo que el país recibió fue un lote de 225.000 ampollas con la primera
dosis. Este es el tema que el Ministerio debe explicarle al país, porque de su esclarecimiento depende la racionalidad de la bullada decisión de ampliar el plazo para la segunda dosis.

 

Adelantándonos a lo que podría explicar la Cartera de Estado, analicemos dos escenarios posibles:

 

Escenario A: si el Estado boliviano adquirió, como debería, 112.500 unidades para cada dosis, el lote para la segunda inmunización no puede ser utilizado sino para quienes recibieron ya el primer vector. Consecuencia: la postergación del plazo implicaría únicamente almacenar durante más de 90 días los inyectables con el vector Ad5, asumiendo todos los riesgos que ello implica. La probabilidad de que este escenario sea en el que nos encontramos es mínima, dado que, como vimos, el Centro Gamaleya no ha recomendado a los usuarios de la Sputnik V expandir ese plazo, simplemente ha respaldado, o se vio obligado a respaldar, la decisión de las autoridades argentinas de aumentar el intervalo entre las dos dosis a 90 días. Tan es así que Rusia mantiene la espera en 21 días.

Escenario B: si lo que en realidad llegó a Bolivia fueron 225.000 ampollas con la primera dosis, tendría sentido la forzada determinación de postergar 90 días la inmunización de refuerzo. Tendría sentido, pero no justificación. Salta a la vista que la probabilidad de que este sea el escenario que explica todo es altísima, siempre y cuando el Ministerio de Salud, percatado de la ausencia, no pudo adquirir a tiempo la compra de las 225.000 unidades con el vector Ad5 para la segunda dosis.

 

En suma, el Ministro de Salud y Deportes debe explicarle al país los siguientes puntos:

 

1. ¿Qué vacunas Sputnik V compró para el país: 225.000 unidades con la primera dosis, o 112.500 para la primera inoculación y 112.500 para la inmunización de refuerzo? Téngase presente aquí que las órdenes de compra se emitieron mucho antes de que los argentinos decidan ampliar el plazo entre ambas dosis.

2. Si la adquisición se enmarca en el Escenario A ¿por qué compraron sólo la primera dosis y, aún peor, por qué iniciaron la vacunación con Sputnik V sabiendo que no existían las dosis de refuerzo?.

3. ¿Qué sucederá si, al cabo de los 90 días, Bolivia no cuenta con los suficientes inyectables para cubrir el refuerzo inmunitario? Esta situación podría presentarse si no logran materializar la compra de esos inyectables, o haciéndolo no llegan al país antes de los 90 días.

 

La Paz, 6 de mayo de 2021

Carlos Bohrt I.

Carlos Börth es abogado.

OPINIONES RELACIONADAS

García Meza, Evo, García Linera y víctimas de la violencia política extrema

Santa Cruz de la Sierra, 17 julio 2021.-1. La democracia en Bolivia costó mucha sangre, y vidas, de personas que al ver o sufrir injusticias irresueltas...

Bolivia siglo XXI: Banzer y Evo, diferencias y semejanzas

El Alto, Bolivia. 6 mayo 2021. 1. Hugo Bánzer gobernó Bolivia por 10 años, siete como dictador (1971-1978) y tres de Presidente elegido...

MTS: dos años de partido legal y con histórico aporte a la democracia en Bolivia Parte I

Por Edgar Ramos Andrade y ElitCom (*)La Paz, 29 octubre 2020 1. Este 30 de octubre, el Movimiento Tercer Sistema cumple dos años como partido...

Morales , "Chapo" y la tragedia boliviana

1. No fue guerra civil pero sí tragedia. Si el martes 19 los dinamitazos en la Planta YPFB Senkata-El Alto alcanzaban los almacenes de combustible,...

20 de junio, Día Mundial del Refugiado: Periodistas bolivianos desterrados-refugiados

PERIODISTAS BOLIVIANOS DESTERRADOS-REFUGIADOS La Paz, 20 de junio de 2017 Caso Exilio Walter Chávez Sánchez Nacido en Perú, en...

Periodista Wilson Mérida: A un año de su exilio

Este 10 de mayo de 2017, Día del Periodista Boliviano se cumple un año del exilio del periodista Wilson García Mérida, director...

Evo, Eva y la extrema pobreza en Bolivia

El 22 de enero de 2017, el Presidente del Estado, Evo Morales indicó en su Informe de Gestión que la extrema pobreza, en la década...

¿Salvaremos los trabajadores a quebrados agro-empresarios del oriente? Parte II

Por Edgar Ramos Andrade 1. Los anunciados "créditos blandos" para los agro-empresarios del oriente, por $us.150 millones (con dinero de los trabajadores...

¿Salvaremos los trabajadores a quebrados agro-empresarios del oriente, como quiere Evo? Parte I

1. El inicio del 2017 no fue bueno para el gobierno. Otorgar a los (quebrados) agro-empresarios del oriente, préstamos con dinero de los trabajadores...

La nerviosa Vicepresidencia y los idiomas nativos

El viernes 21 de diciembre 2018 será de antología para el Señor(ial), prestigioso intelectual, actual Vicepresidente y candidato...

Bolivia: Evo, encuestas y candidatos fantasmas

OPINIÓN EN TIERRA PLUS1. Medios de comunicación nacionales difundieron hace poco encuestas electorales presidenciales que generan dudas....

Argentina-Venezuela, modelos políticos opuestos con idéntico resultado

Los gobiernos de Argentina y Venezuela, que tienen modelos políticos opuestos, conducen a sus países a una idéntica y creciente incertidumbre:...

La Universidad y el Presidente Morales

Edgar Ramos Andrade (*) 1. El Presidente Morales es víctima permanente de los "chupatetillas ilustrados", que le falsean con cotidianas trampas...

El ministro Romero y la fe del Estado

1. Los días 24 y 25 de mayo de 2018, el ministro Carlos Romero (ex secretario ejecutivo de la FUL UMSA) afirmó, eufórico (tres veces...

Fiscalía de La Paz logra proteger a acosadores y agresores de mujeres periodistas

Dos fiscales de La Paz lograron consolidar la protección judicial, para un acosador sexual y un agresor-amedrentador que ocasionan daños...