Miércoles, Julio 13, 2022
Política

Ex presidente Carlos Mesa advierte que el MAS perfila un régimen autoritario dictatoria para mantenerse en el Gobierno

TIERRA NOTICIAS. En un artículo publicado en su sitio web, el ex presidente, Carlos Mesa desgrana el modus operandi del Movimiento al Socialismo (MAS), en su único objetivo, el de mantenerse en la línea de "la obsesión enfermiza por el poder", para lo cual, parafrasea una premisas de Lenin, "salvo el poder, lo demás es ilusión" que define las actuales acciones del partido de Evo Morales.

Mesa se apresura en exhorta a todos los bolivianos a no dejarse engañar con "el hecho de que hayan fuertes peleas internas que dividen al MAS en dos o tres corrientes", porque el "aparente ser más técnico" de Luis Arce o el discurso renovacionista del vicepresidente David Choquehuanca, contienen la misma célula cancerígena de Evo Morales Ayma: el control totalitario del Poder.

Para Mesa "el espíritu de cualquiera de ellas (dos o tres corrientes) es el mismo con el agravante de su cada vez mayor degradación. Las ideas que lo llevaron al gobierno en 2006 se han hecho pedazos, el envilecimiento, la corrupción y la obsesión enfermiza por el poder son hoy el único valor que reivindican. Esa meta es lo único que queda en esta cascara alimentada por la prebenda, la cooptación, la coacción, la amenaza, la persecución y la cárcel para sus adversarios, entendidos siempre como enemigos a los que hay que aplastar".

En el caso de David Choquehuanca, Mesa recuerda que el Vicepresidente "afirma que en democracia las minorías se someten a las mayorías" premisa solo aplicada por los oficialistas cuando la mayoría esta controlada por el MAS, porque "cuando el MAS pierde un referendo o el resultado electoral lo obliga a ir a un a segunda vuelta", "desconoce el resultado o perpetra un fraude".

"Choquehuanca utiliza la palabra someter en vez de la palabra aceptar y no apela a un concepto esencial que es el respeto a las minorías. La razón salta a la vista, el MAS no respeta nada en democracia, excepto las formas que mantienen el celofán que apenas tapa su verdadero corazón autoritario, cada vez más próximo a la dictadura", asevera el ex Presidente del país.

La otra corriente que podría estar disputando el control dentro del MAS, sería la de Luis Arce. Sin embargo, para Mesa, el presidente Arce tampoco busca un reencuentro o la pacificación del país, porque "no quita un milímetro su ortodoxia ideológica de raíz setentera y su espíritu autoritario" alimentado más por su "discurso del odio" que acentúa "las diferencias étnicas" que se encamina a profundizar la polarización entre los bolivianos, al igual que Choquehuanca.

"Para quien creyó que el Presidente Arce era diferente a Morales, los hechos prueban que en lo esencial es exactamente lo mismo. Un mandatario que sostiene con fuerza la idea de la hegemonía de partido único, el discurso de odio basado en la profundización de las diferencias étnicas y la nula voluntad de abrir vasos comunicantes que permitan una tarea común de recuperación de valores e instituciones democráticas", afirma el ex Mandatario.

Para Mesa esta claro que el MAS no pretende soltar el Poder, instrumentado para ese objetivo al Legislativo, como lo ha hecho desde el 2006, y ahora a la Fiscalía, los jueces y magistrados en tareas de persecución política, blanqueado de fraudes electorales perpetrados por Morales el 2019; el encarcelamiento de sus adversarios identificados por el MAS como "enemigos a los que hay que aplastar".

"El gobierno no tiene la menor intención de renunciar al control férreo de la fiscalía y la justicia podrida, porque ellas son la garantía imprescindible para que este régimen autocrático haga, como de hecho hace, lo que le viene en gana con impunidad total", señala en el artículo.

Carlos Mesa coincide que el MAS está fuera de control, porque "desde el gobierno se ha cortado toda posibilidad de detener sus excesos" al eliminara la independencia de los otros Poderes del Estado, como el Judicial y el Electoral". Incluso la inutilización del Parlamento "a través de la justicia constitucional y la justicia ordinaria" integrada por "militantes masistas, sometidos y obsecuentes".

En esa línea, en las últimas horas, el jefe de la bancada en Diputados de Comunicad Ciudadana (CC), Carlos Alarcón, denunció que el MAS interpuso una acción de cumplimiento en el Tribunal de Justicia de La Paz para forzar a definir la designación del Defensor del Pueblo entre los candidatos alineados al MAS; la audiencia será este jueves, por lo que CC criticó al MAS por usar a la justicia para usurpar las competencias de la Asamblea Legislativa.

"Hay que recordarle a David Choquehuanca, Presidente de la Asamblea Legislativa, que en democracia hay mecanismos que obligan a lograr los dos tercios para tomar determinadas decisiones, lo que requiere de diálogo y de acuerdos. Acuerdos que deben cumplirse", señala el ex Mandatario.

"La democracia no se edifica rompiendo compromisos, ni imponiendo 'consensos' para lograr el respaldo a militantes del MAS en cargos electivos, ni destruyendo más aún las instituciones con una Defensora del Pueblo ilegal, ni con una Contralora interina ilegal que debió ser nombrada por la Asamblea -incluso en el caso de ser interina-, ni vulnerando los dos tercios al aprobar un reglamento de elección de Contralor por mayoría absoluta masista" afirma.

Para Mesa "no hay democracia sin Ministerio Público y sistema judicial independientes, que los juicios políticos con sentencia o en proceso son aberraciones desde donde se los mire. La prisión de la ex presidenta Añez fue ilegal y su condena en un "juicio express" que vulneró lo más elemental del debido proceso, son un estigma vergonzoso".

"La acusación de 'terrorismo-golpe de Estado' para blanquear el descarado fraude electoral perpetrado por Morales el 2019 es uno de los sainetes mayores de nuestra historia judicial. Por si fuera poco el Tribunal Constitucional, que ha suspendido inconstitucionalmente la aplicación de cuatro artículos de la CPE, deja ahora abierta la posibilidad de juzgar a la ex presidenta por acusaciones en su contra en ejercicio de sus funciones, en juicios ordinarios y no, como manda la Constitución (arts. 161,7 y 184,4), en juicios de responsabilidades".

El pasado 13 de junio, el ex presidente de la República, Carlos Mesa, definió a Evo Morales Ayma como el orígen del mal de Bolivia, quien se mantiene impune por las garves violaciones de la Constitución y las leyes bolivianas con la complicidad activa del los jueces y fiscales.

"Es decir, que Evo Morales es el Cáncer de la política boliviana, que no me cabe la menor duda, que mientras Evo Morales siga siendo el factor del poder autocrático del MAS, sigue siendo el gran obstáculo para una democrácia en Bolivia, no quiere decir que el Presidente Arce que es quien tiene el Poder político no sea responsable porque, quien decide la política con relación a la justicia es su Ministro de Justicia" aseveró Mesa en una entrevista de radio Fides.

En ese contexto, para Carlos Mesa, "si Morales fue el impulsor del cáncer que nos devora, sus sucesores nos aproximan a la metástasis".

GPA/rc

Copyright© 2022 Tierra Plus