Martes, Diciembre 10, 2019
Política

Gobierno de Jeanine Añez pide al TCP corregir aberraciones de sentencias constitucionales 0084 y 0032 que quebrantaron el orden social

TIERRA NOTICIAS. El ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Álvaro Coimbra, presentó hoy (10.12.2019) una solicitud al Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) para uniformar la línea jurisprudencial de dos fallos relacionados con la interpretación del artículo 23 del Pacto de San José de Costa Rica, referido a la reelección del expresidente, Evo Morales, y el ex vicepresidente, Álvaro García Linera.

"Implica que el TCP saque una Resolución de Doctrina Constitucional, o sea que haga un análisis basado en las dos sentencias constitucionales 0084 y 0032 en la cual hay un contrasentido o contradicción respecto a la interpretación del artículo 23 del Pacto de San José de Costa Rica", informó a los periodistas.

Explicó que ese artículo del Pacto de San José sirvió de base al TCP para interpretar como derecho humano la reelección de Evo Morales y Álvaro García Linera, que se tradujo en la sentencia 0084/17 y en la 0032/19, que deja sin efecto la renuncia a cargos públicos de los candidatos, 90 días antes de los comicios.

Recordó que, sin embargo, el artículo 168 de la Constitución Política del Estado dice que "el periodo de mandato del Presidente y del Vicepresidente del Estado es de cinco años y pueden ser reelectas o reelectos por una sola vez de manera continua".

Coimbra señaló, asimismo, que el Pacto de San José de Costa Rica solo puede ser interpretado por la Corte Interamericana de Derecho Humanos (CIDH) y no por el TCP.

"No puede ser que se apliquen los supuestos derechos humanos para dos personas y no tomar en cuenta a todas las personas que puedan ejercer su derecho político", agregó.

Denunció que la existencia de la sentencia constitucional 0084 causó en el país una anomalía constitucional que quebrantó el orden social.

Aclaró que la misión del actual Gobierno de transición es encauzar el orden constitucional y dejar piedras fundamentales que los próximos gobiernos respeten.

"Si respetamos las normas estamos seguros que podremos vivir todos tranquilos en un país pacífico, con futuro, sin resentimientos, sin quebrantamientos y sin divisionismo", concluyó.