Martes, Noviembre 08, 2022
Política

Gobierno de Luis Arce cumple dos años en medio del paro indefinido por Censo y la división del MAS

TIERRA NOTICIAS. En medio de una crisis interna el gobierno de Luis Arce cumple dos años de gestión. El Mandatario brindó un informe de gestión ante la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), donde su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), está dividido.

Fueron más de dos horas y media de discurso, tiempo en el que Arce Catacora no se refirió al tema del Censo de Población y Vivienda, principal causa del para indefinido y huelgas de hambre que se llevan adelante en varios departamentos de Bolivia.

El funcionario del gobierno dijo que “hoy estamos pasando momentos en los cuales algunos grupos quieren volver a desestabilizarnos", cuando en realidad en toda Bolivia el único pedido de los sectores sociales movilizados es la realización del Censo en 2023 y no en 2024, tal cual fue la decisión de Arce.

Hoy (08.11.2022) se cumplen 18 días de paro indefinido en el departamento de Santa Cruz, secundado por Tarija, donde se cumple el segundo día de paro. Mientras que en otras regiones como Cochabamba, centro de Bolivia, se han implementados piquetes de huelga de hambre.

Entretanto, en Trinidad, Beni, se han implementado una comisión técnica para ver la posibilidad de adelantar la realización del Censo al mes de octubre del 2023. Sin embargo, este pedido es trabado por funcionarios del Gobierno central y del Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Paralelo a este conflicto nacional por el Censo, el gobierno de Luis Arce enfrenta la división interna de su partido político. Diputados y senadores del MAS se pelean por cuotas de poder dentro del Parlamento en el marco del inicio de nuevo periodo legislativo.

Senadores y diputados del Chapare de Cochabamba, leales al dirigente cocalero Evo Morales Ayma, se resisten a ceder sus privilegios a los parlamentarios de otras regiones como Santa Cruz y La Paz, que lograron consensuar una "sola plancha" para conformar la nueva directiva de la Asamblea Legislativa.

Estos acuerdos desataron duras criticas al interior del MAS entre los legisladores del "ala dura", el ala “evista” versus los autodenominados “renovadores”, acusándose mutuamente de golpe y traición. Incluso, los “evistas” leales a Evo Morales amenazaron con declararse opositores al gobierno de Luis Arce y David Choquehuanca, a quienes responsabilizaron por la división del MAS.

Las diferencias entre ambos bandos se agudizaron, luego de elegirse al diputado Andrés Flores como jefe de bancada nacional del MAS y a su colega Jerjes Mercado, como presidente de la Cámara de Diputados, situación que rompe la hegemonía de los parlamentarios del Chapare de Cochabamba.

El ala “evista”, la línea dura de Evo Morales, rechazó esas designaciones porque consideran que se busca imponer una directiva desde el Ejecutivo. Los parlamentarios leales a Evo Morales se niegan a renuncias a su hegemonía de más de 16 años continuos.

Tierra Plus/rc

GPA/xav

Copyright© 2022 Tierra Plus