Lunes, Junio 27, 2022
Seguridad & Defensa

Experto demanda suspensión del servicio militar obligatoria y denuncia impunidad en muerte de 60 soldados en últimos 10 años

TIERRA NOTICIAS. El analista en temas militares, Samuel Montaño, plantea la suspensión del servicio militar obligatorio en los cuarteles de Bolivia, hasta que se reestructure la formación de los los oficiales e instructores de las Fuerzas Armadas (FFAA). El experto considera urgente el cambio de mentalidad de los militares.

"Hay una solución urgente e inmediata, lamentablemente, aunque sea atemporal pero el servicio militar obligatorio tiene que ser suspendido, hasta que cambien las normas de formación, la forma, el trato a los conscriptos, que cambie absolutamente la mentalidad en la formación militar en los institutos de formación de oficiales y demás", afirmó Montaño en Erbol.

El Analista informó que en entre los años 2012 y el 2022, han muerto 60 conscriptos en los cuarteles militares producto de impactos de balas, explosión de artefactos de guerra, golpizas  o negligencia como usar a los soldados en beneficios personales de los instructores y oficiales de las FFAA.

"Sí usted ve un colegio, cuando más del 50% de los alumnos no rinden, es que el profesor está mal, hay problemas. En un Ejército en menos de 10 años, 60 conscriptos muertos, amén de mutilados y heridos, es que los instructores, los responsables profesionales militares están terriblemente fallando", aseveró el experto en temas militares.  

Montaño revela que todos los militares implicados en la muerte de esos 60 soldados gozan de impunidad. Los instructores militares y oficiales fueron liberados de responsabilidad por la Justicia Militar sobre eso graves crímenes cometidos en contra de jóvenes bolivianos con mucho futuro por delante.

"La Justicia militar siempre los deja libres, no puede ser que sigamos enviando a nuestros conscriptos, a nuestros hombres, a nuestros niños, a nuestros muchachos al cuartel, para que un momentos de esos le llamen por teléfono y le digan que se cayó, que se murió, que se disparó, que se suicidó, que la granada, que el fusil y ramas anexas", sustentó el experto.

Montaño describió la larga lista de jóvenes bachilleres asesinados dentro de los cuartes de Bolivia. Esta lista empieza con último soldado fallecido en recinto militar Murillo 30 Infantería, a mediados del presente mes, con impacto de bala. "Es el tercer conscripto en este regimiento, en los últimos cinco años", dijo.

"Uno de los primeros que murió hace poco por supuestamente, el conscripto Juan Sumo Tapia, del regimiento Murillo, había muerto supuestamente por el consumo de aguas contaminadas. Luego el soldado Michael Jackson Oliver, murió porque el comandante del regimiento lo envió a cruza el río Tambopata que colinda con el Perú, a comprarle víveres, murió el muchacho ahogado, y bien, gracias el Comandante. Y como este hay muchos casos demostrables que han sido negligencia y mala administración de los instructores de los encargados y nunca hay un responsable" aseveró Montaño.

En esta lista de soldados asesinados en los cuarteles también esta el premilitar Ronald Castillo, quien murió en el Batallón de Transmisión y Enlaces de Villa Fátima, porque a su instructor, un subteniente, se le ocurrió "chocolatearlo" después de la operación de la apéndice, dijo este Analista de temas militares.

En Regimiento Barrientos de Colomi (Cochabamba), el conscripto Jeshuar Ruiz pierde una pierna por la manipulación de una granada de guerra, cuando no corresponde que un conscripto tenga acceso a ese tipo de explosivos, dijo Montaño. En mismo regimiento, el conscripto Nicolás Pardo Pinto muere el 2016. 

En la lista que es larga también esta el nombre del conscripto "Carlos Churata Flores, conscripto que muere en Sucre, en el Batallón Ovando de Ingenieros, se demuestre y se dice, 'no, caramba que el oficial estaba en prácticas y a un oficial se le salió el disparo por accidente, vaya, toda la vida es lo mismo y no hay responsables, no hay castigados", lamentó Montaño

GPA/rc

Copyright© 2022 Tierra Plus