Miércoles, Agosto 04, 2021
Seguridad & Defensa

La justicia fracciona el caso golpe de Estado para mantener encarcelada a Jeanine Áñez por otros 6 meses

TIERRA NOTICIAS. El Movimiento al Socialismo (MAS), la Fiscalía y la Justicia, promueven juicios contra la expresidenta transitoria, Jeanine Áñez, aplicando procedimiento violatorios como la división en dos del caso basado en la teoría del "golpe de Estado", solo con el único propósito ilegal de mantenerla encarcelada indefinidamente.

Este martes, en la cuenta de Twitter de Jeanine Áñez escribieron: “Dividen un proceso para prolongar la detención de #JeanineAñez. Imponen en audiencia cautelar otros 6 meses más de injusta privación de libertad, violando los derechos humanos y las garantías (sic)”.

Hoy (03.08.2021), el juez Segundo de Instrucción Anticorrupción Cautelar, Andrés Zabaleta, determinó "una detención preventiva por el plazo de seis meses contra la exmandataria, Jeanine Áñez Chavez", por los presuntos delitos de incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes, aseveró el abogado Luis Guillen.

Este caso es resultado del proceso de "fraccionamiento" determinado discrecionalmente por el Juez Décimo de Instrucción en lo Penal hace días atrás. "Este proceso en realidad es sobre el mismo hecho, porque el proceso se ha originado dentro del proceso de terrorismo, sedición y conspiración", aseguró Guillén.

"En fecha 23 de julio, el Juez Décimo de Instrucción en lo Penal dispuso separar, dividir los procesos, fraccionarlos y remitir en cuanto a resoluciones contrarias a la Constitución e incumplimiento de deberes, estos antecedentes, ante el Juez Anticorrupción", detalló el abogado de Áñez.

El 25 de mayo de 2021, el Fiscal General del Estado, Juan Lanchipa Ponce, determinó ampliar los delitos dentro del proceso investigativo del caso Golpe de Estado, contra Jeanine Añez, por Resoluciones Contrarias a la Constitución y las Leyes e Incumplimiento de Deberes y asignando el caso a los mismo fiscales Omar Mejillones y Lupe Zabala.

La determinación del Juez y el Fiscal fue rechazada por la parte de la víctima, habiéndose interpuesto el recurso de "apelación" para que sea revisada el proceso de fraccionamiento del caso basado en la teoría del golpe de Estado, en el tiempo más breve posible.

"La Defensa interpuso en tiempo hábil y oportuno un recurso de apelación que hasta el día de hoy no ha sido resuelto por lo tanto la competencia de la autoridad jurisdiccional del juez de Violencia, familiar y Anticorrupción no ha sido legalmente abierta y se encuentra en discusión", señaló Guillén, a tiempo de anunciar la presentación del "Amparo Constitucional".

El abogado de Jeanine Áñez denunció que el Juez Andrés Zabaleta, no respetó el procedimiento legal preestablecido para llevar adelante un audiencia cautelar, es decir, haberse resuelto todos las apelaciones e incidentes que cuestionan la viabilidad de cualquier proceso investigativo.

"Independiente de esta situación la autoridad judicial, pese a que se le ha puesto en conocimiento estos extremos ha optado por llevar acabo la audiencia de medidas cautelares e imponer el plazo de seis meses de detención preventiva contra la exmandataria", manifestó Guillén.

La Fiscalía dice que abrió una investigación contra Áñez por su supuesta "proclamación irregular" como presidenta del Senado y con posterioridad su autoproclamación como Presidenta de Bolivia en 2019, tras la renuncia y huída a México de Evo Morales Ayma.

La denuncia fue interpuesta por el presidente del Senado, Andrónico Rodríguez, militante del MAS en contra de la señora Áñez. Supuestamente el objetivo de este nuevo proceso contra Áñez es saber "en qué situación la senadora (Jeanine Añez) asumió como presidenta del Senado".

CRISIS SOCIAL Y POLÍTICA DE 2019 EN BOLIVIA

Bolivia sufrió una grave crisis social y política a causa de la intención de Evo Morales Ayma de perpetuarse en el cargo de Presidente de Bolivia, por encima del Artículo 168 de la Constitución Política del Estado (CPE), y argumentado su "derecho humano" a reelegirse indefinidamente en el cargo tras 14 años continuos en el gobierno.

Incluso, Evo Morales Ayma, el 21 de febrero de 2019 llevó a consulta popular mediante el referendo vinculante su deseo de permanecer indefinidamente en el cargo de Presidente. La población boliviana, por mayoría rechazó la postulación indefinida de Morales Ayma.

Pese a ese mandato popular que refrendaba por segunda vez, la vigencia del artículo 168 de la CPE, Evo Morales Ayma recurrió a los integrantes del Tribunal Constitucional, elegidos por la mayoría de los diputados y senadores de su partido el MAS, a fin de conseguir el "aval" para su repostulación indefinida a la Presidencia de Bolivia.

Esa acción anticonstitucional de Evo Morales Ayma, derivó en el inicio de una larga lucha de cuatro años para impedir que el líder de los cocaleros del Chapare respete la Constitución aprobada en su gestión de gobierno. La movilización popular creció de forma generalizada en todo el país hasta la jornada electoral del 20 de octubre del 2019.

La crisis social y política arrastrada por cuatro años se agravó más la noche del 20 de octubre de 2019, tras la acción irregular de interrumpir la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), en el Tribunal Supremo Electoral, integrantes que fueron elegidos por la mayoría de los parlamentarios del partido político de Evo Morales Ayma.

La crisis social y política escaló al nivel de la paralización total en una gran parte de Bolivia, con manifestaciones callejeras que un principio demandaba la realización de una segunda vuelta electoral, posteriormente la convocatoria de nuevas elecciones y finalmente la renuncia al cargo de Evo Morales Ayma a quien acusaban de haber encabezado un fraude electoral.

La convulsión social en Bolivia ya era insostenible tras la difusión del informe, el domingo 10 de noviembre de 2019, de la auditoria realizado al computo electoral, encargado por mismo Evo Morales Ayma al secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagros. El informe revelaba “manipulación dolosa” e “irregularidades graves”.

“Las manipulaciones e irregularidades señaladas no permiten tener certeza sobre el margen de victoria del candidato Evo Morales sobre el candidato Carlos Mesa. Por el contrario, a partir de la abrumadora evidencia encontrada, lo que sí es posible afirmar es que ha habido una serie de operaciones dolosas encaminadas a alterar la voluntad expresada en las urnas”, señala la auditoría.

Estas revelaciones ya hacían insostenible la continuidad del gobierno de Evo Morales, por lo que aliados políticos como la Central Obrera Boliviana (COB) plantearan su renuncia. Cerca a las 17:00 de ese domingo 10 de noviembre, Evo Morales Ayma, anunciaba su renuncia a la Presidencia de Bolivia, seguido por el vicepresidente Álvaro García Linera.

Sin embargo, Evo Morales Ayma, no abandonaría el gobierno sin urdir un plan macabro para generar el "vacío de poder" a través de la renuncia colectiva de las autoridades electas habilitadas para sucederle en la Presidencia e "incendiar" el país, movilizando a sus militantes en las principales capitales de Bolivia, según las revelaciones del mismo Evo Morales Ayma y sus seguidores.

La población boliviana en la la ciudad de La Paz, El Alto, Cochabamba, vivió jornadas de terror entre el 10 y 12 de noviembre del 2019, no había ninguna autoridad dirigiendo el gobierno, Evo Morales ya había huido a Mexico, sus ministros, diputados y senadores que formaban parte de la Directiva legislativa habían renunciado a sus mandatos.

La Policía ya había sido rebasado por los actos vandálicos de los militantes del MAS. Los militares se resistieron a salir a las calles para patrullar y controlar los actos vandálicos y delincuenciales que perpetraron saqueos e incendios en la ciudad de La Paz y El Alto. Surgió el riesgo de un enfrentamiento civil en la calles de ambas ciudades.

En medio de esa grave crisis social, varias organizaciones sociales, políticas y diplomáticas gestionaron una solución. Representantes de la Iglesia Católica, Partidos Políticos y delegaciones diplomáticas, asumieron el rol de facilitadores para los actores políticos viabilicen un salida constitucional al "vació de poder" provocado por Evo Morales y sus militantes.

Es en esas circunstancias se viabilizan la asunción a la Presidencia de la senadora Jeanine Añez, quien en su condición de segunda vicepresidenta de la Cámara de Senadores y ante la renuncia de la Presidenta del Senado y de Diputados y sus correspondiente vicepresidentes, que habían generaron "vacío de poder", asumió la presidencia del Senado.

Jeanine Añez asumió la presidencia del Estado Plurinacional de Bolivia, luego de activar la “sucesión constitucional inmediata”, ante la “ausencia definitiva” de Evo Morales y Álvaro García Linera, quienes abandonaron el país en la noche del lunes 11 de noviembre de 2019.

“Conforme al texto y sentido de la Constitución Política del Estado como presidenta de la Cámara de Senadores, asumo de manera inmediata la presidencia del Estado, prevista en el ordenamiento constitucional”, afirmó Añez al proclamarse.

Asumió la más alta investidura del país después de aplicar los artículos 169 y 170 de la Constitución Política del Estado. Y después de frustrarse la instalación de las sesiones del Senado, de Diputados y de la Asamblea Legislativa Plurinacional por la ausencia del Movimiento al Socialismo.

“Se materializa la ausencia definitiva por el abandono del territorio nacional por parte del presidente y vicepresidente operando el impedimento material respecto al ejercicio de la presidencia, lo que obliga a aplicar la sucesión prevista por el artículo 169”, señaló.

Manifestó que se originó una vacancia después que los exmandatarios, Morales y García Linera, si bien renunciaron también abandonaron el país, sin que la Asamblea Legislativa considerara sus cartas de dimisión.. “Por consiguiente, aquí se está frente a una sucesión constitucional originada en la vacancia de la presidencia del Estado ante la ausencia definitiva del presidente y vicepresidente”, afirmó.

Antes, Añez en aplicación del artículo 41 del Reglamento asumió la presidencia del Senado, ante la dimisión pública de Adriana Salvatierra y del primer vicepresidente Rubén Medinacelli.

De acuerdo al artículo 169 de la Constitución boliviana establece, en su inciso I: “En caso de impedimento o ausencia definitiva de la Presidenta o del Presidente, será reemplazada o reemplazado en el cargo por la Vicepresidenta o el Vicepresidente y, a falta de éste, por la Presidenta o el Presidente del Senado, y a falta de ésta o éste por la Presidente o el Presidente de la Cámara de Diputados. En este último caso, se convocarán nuevas elecciones en el plazo máximo de 90 días”.

GPA/rc

Copyright© 2021 Tierra Plus