Miércoles, Agosto 03, 2022
Seguridad & Defensa

Un juez de Potosí dispone la detención domiciliaria del vicepresidente de COMCIPO, Nelson Gutiérrez

TIERRA NOTICIAS. Entre gallos y medianoche, el juez de la ciudad de Potosí, Raúl Estrada, desarrolló la audiencia de medidas cautelares en la que determinó la detención domiciliaria con permiso para salir a trabajar para el vicepresidente del Comité Cívico Potosinista (COMCIPO), Nelson Gutiérrez.

La audiencia cautelar fue instalada aproximadamente a las 23:00 pm del martes y concluyó a 06:00 am de hoy miércoles. Gutiérrez es procesado por una supuesta participación en la quema del Tribunal Electoral Departamental, en 2019, hecho protagonizado por un tumulto de gente disconforme con el fraude electoral que benefició a Evo Morales.

El juez Estrada también determinó como medidas cautelares para el vicepresidente de COMCIPO, el arraigo, la presentación periódicamente ante el Ministerio Público, además de la presentación de garantes. Gutiérrez fue aprehendido el martes tras acudir voluntariamente a la Fiscalía con el objetivo de investigar su situación procesal.

"El doctor Nelson Gutiérrez juntamente con su abogado se apersonó para saber bajo qué características se encontraba está solicitud de ampliación de denuncia y es así que cuando él se presentó directamente lo han aprehendido y está en estas instalaciones, en esta carceleta", aseveró en ese momento, Roxana Graz, presidenta de COMCIPO.

Por el mismo caso, en medio de un aparatoso despliegue policial trasladado desde todos los puntos de Bolivia, fue aprehendido y encarcelado el entonces presidente de COMCIPO Marco Antonio Pumari, mientras que Juan Carlos Manuel sigue declarado en clandestinidad.

El 14 julio pasado, el mismo juez Raúl Estrada, amplió por tres meses la detención preventiva de Pumari por el proceso que investiga una presunta participación en la quema del TED de Potosí, durante los conflictos postelectorales de año 2019.

El 20 de octubre del 2019, se celebró las elecciones presidenciales en Bolivia. En esa contienda electoral la población boliviana objetó y se movilizó en contra de la candidatura presidencial de Evo Morales Ayma, porque se repostulaba al cago por tercera vez consecutiva, acción prohibida por el artículo 168 de la Constitución Política del Estado de Bolivia, que solo permite una respostulación al cargo.

Sin respetar la voluntad del pueblo expresada en un referendo vinculante convocado por Evo Morales para el 21 de febrero de 2016, el máximo dirigente de los cocaleros del Chapare, se presentó en las elecciones generales con la complicidad del anterior Tribunal Constitucional.

No satisfecho con esa ruptura de la Constitución, una auditoria realizada por unos 20 expertos electorales de la Organización de Estados Americanos (OEA) estableció que se había perpetrado un fraude electoral que beneficiaba a Evo Morales Ayma, quien había solicitado la realización de esa auditoria.

Todas estas violaciones de la Constitución Política del Estado cometidos por Evo Morales, su partido político el Movimiento al Socialismo (MAS), con la complicidad de los anteriores magistrados del Tribunal Constitucional y de los anteriores vocales del Tribunal Supremo Electoral, caldearon los ánimos de la población boliviana que se volcó a las calles para protestar y quemar algunas de los Tribunales electorales, por el fraude electoral.

GPA/rc

Copyright© 2022 Tierra Plus