Sábado, Marzo 20, 2021
Social

Iglesia Católica de Bolivia desmiente al MAS y al gobierno, Salvatierra y Teresa Morales consultaron la transición constitucional a Evo

TIERRA NOTICIAS. La Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) reveló hoy (19.03.2021), que la sucesión constitucional de Jeanine Añez el 12 de noviembre del 2019 fue asumida en consenso con el Movimiento al Socialismo (MAS) y con todos los actores políticos de Bolivia.

Con esta afirmación la Iglesia Católica desvirtuó el argumento del gobierno del MAS, que acusó a la oposición de presionar para que dimitan las autoridades del oficialismo en la línea de sucesión, tras la renuncia de Evo Morales.

El presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Ricardo Centellas fue el encargado de hacer público el comunicado titulado “La Falsedad genera injusticia”.

En ese documento la Iglesia Católica deja en claro que en la mesa de diálogo promovidas en las jornadas del 11 y 12 de noviembre, a fin de alcanzar consensos para la pacificación y la gobernabilidad en el país nunca se fraguó un 'golpe de Estado'.

“Interpretar aquellos hechos como 'golpe de Estado', es una fantasía que no corresponde con la realidad, por lo que afirmamos que las detenciones basadas en esta interpretación, son del todo injustas y los detenidos por esta razón lo son en virtud de una persecución política que no responde a la verdad de lo sucedido, por lo que seguimos pidiendo para ellos trato humanitario y libertad”, aseguró monseñor Ricardo Centellas.

La CEB rechazó enfáticamente las declaraciones “falsas y sin fundamento” de la ex ministra del MAS, Teresa Morales, sobre las reuniones del 11 y 12 de noviembre del 2019 en los predios de la Universidad Católica en La Paz. “Un escenario de diálogo no es en absoluto comparable a un acto de sedición, terrorismo o conspiración”, aseveró categóricamente Centellas.

La Iglesia Católica señala que el MAS no cumplió con los consensos y los acuerdos alcanzados en las mesas de diálogo. Los diputados y senadores del MAS no asistieron el 12 de noviembre de 2019 a la sesión en la que Jeanine Añez asumió el mando, quien quedó como primera en la línea sucesoria tras las renuncias de Evo Morales, Álvaro García Linera, Adriana Salvatierra y Víctor Borda.

“Los representantes del MAS estuvieron de acuerdo en esta solución, por lo que la senadora Adriana Salvatierra, invitó a las instituciones facilitadoras, a la sesión de la Asamblea Plurinacional para la tarde del martes 12 de noviembre, a la que ella no asistió arguyendo que corría riesgo su vida”, relata monseñor Centellas.

Todos estos eventos fueron sustentados con otro hecho. En la reunión del lunes 11 de noviembre del 2019 solo se había tratado el tema referido a la salida segura de Evo Morales hacia México a solicitud de la senadora del MAS, Adriana Salvatierra, quien pidió que se transmita el requerimiento a las autoridades militares.

En esa circuntancia se encargó al ex presidente Jorge Tuto Quiroga realizar las comunicaciones telefónicas, “no como una autoridad que da una orden, sino como un servidor que comunicaba la petición del MAS a las autoridades, para facilitar así la salida en paz del expresidente Evo Morales”, dijo Centellas.

En su declaración ante la Fiscalía, el pasado viernes, la ex ministra Teresa Morales mostró su extrañeza del porqué Tuto le daba supuestamente “instrucciones” siendo que no era autoridad, ni ocupada ningún cargo público.

La Conferencia Episcopal Boliviana también reveló que las representantes del MAS, Adriana Salvatierra y Teresa Morales, que participaron en el diálogo para pacificar el país en el 2019 consultaron en todo momento vía telefónica a Evo Morales sobre los avances de la reunión en la que se llegó a un consenso unánime para la sucesión constitucional de Jeanine Añez.

“Hay que hacer notar que, en todo momento, los representantes del MAS, consultaban con sus líderes en forma telefónica, de forma que no había avance que no fuese consultado y autorizado desde el exterior”, aclara el comunicado de la Conferencia Episcopal, para desvirtuar las versiones de presión o maniobras para que asuma Jeanine Añez.

La Iglesia Católica revela que tras consumarse la salida segura de Evo Morales a México, se empezó a hablar de la salida a la crisis política. De esas reuniones promovidas por la CEB fueron parte La Unión Europea, representantes de los partidos políticos entre otros.

“La propuesta que se planteó, en un primer momento, fue dar posibilidad a todos los asambleístas para presentarse como candidatos a presidente, idea de los representantes del MAS”, indica el documento leído por Monseñor Centellas.

Finalmente se fue abriendo camino la solución más viable, basada en la Sentencia Constitucional 003/2001 del año 2001, en la que se establece que no puede haber vacío de poder y por tal motivo debe asumir de manera inmediata e incluso ahorrando los formalismos, la segunda vicepresidenta del Senado, cargo que entonces ocupaba Jeanine Añez, quien a la postre tomó el mando del país la noche del 12 de noviembre del 2019.

Prácticamente a la misma hora del juramento de Añez, el Tribunal Constitucional (TCP) emitió un comunicado en el que reconoció la sucesión legal y constitucional. La máxima instancia judicial del país argumentó entonces que bajo el principio de continuidad el funcionamiento del Órgano Ejecutivo no debe verse suspendido y que para la sucesión constitucional por vacancia de poder, en esta caso tras las sucesivas renuncias de Evo Morales, Álvaro García Linera, Adriana Salvatierra y Víctor Borda no se requiere de una ley o resolución del legislativo, tal como lo establece la Declaración Constitucional 003/01 del 31 de julio del 2001.

GPA/rc